Salud física y mental

Aprende a cuidarte

Riesgos en una liposuccion


Deja un comentario

Riesgos en la Cirugía Estética

Sentirnos guapos y por ende felices y contentos, es una aspiración que todas las personas anhelamos en mayor o menor medida y que es totalmente legítima. Algunas personas ya vienen con el pack desde el día de su nacimiento, pero la gran mayoría de nosotros no somos tan afortunados. En una sociedad en el que la belleza física tiene cada día de una mayor importancia debido a la difusión masiva en todos los medios de comunicación audiovisuales como cine, televisión, revistas…. esta belleza exterior se convierte en un “must” para un número creciente incluso de puestos de trabajo, que aunque no lo exigen como requisito, siempre es bienvenido y tenido en cuenta a la hora de adjudicar el puesto.

Riesgos en una liposuccionEs en consecuencia de todo ello, cuando muchas personas desean mejorar su imagen o belleza exterior y empiezan a indagar en la búsqueda de aquellos remedios, técnicas, procedimientos… que pueden ayudar a conseguir esa mejora que deseamos. Prueba de ello, es el continuo auge que en gran parte de los países del denominado primer mundo o mundo civilizado, ha tenido (y sigue teniendo la cirugía estética.

Sin embargo, cuando se trata de la cirugía plástica, los resultados pueden llegar a ser impredecibles. La Sociedad de Cirugía Plastica, Reparadora y Estética de la Comunidad Valenciana (SCPRECV.ORG) ha dado a conocer que por ejemplo en  2015, 15,9 millones de personas optó por someterse a un procedimiento de cirugía estética.

Pero estas cirugías o intervenciones quirúrgicas no están exentas de riesgo. Es cierto que en España, en Europa y EE. UU. entre otros, no suelen regalarnos con titulares sobre desgracias fatales ocurridas durante las mismas, pero también es igualmente cierto que a veces pueden surgir complicaciones que den lugar a que los resultados finales sean distintos a los que inicialmente nos habíamos imaginado.

Vamos a ver ahora cuales son los distintos problemas que pueden aparecer en cada una de las distintas intervenciones más comunes de cirugía estética.

NOTA: En el presente artículo, tan sólo exponemos algunos de los riesgos y complicaciones que potencialmente podrían llegar a ocurrir, y que aunque la legislación y normativas  Españolas y Europeas hacen son bastante estrictas, ello no es óbice para que una mala praxis, la práctica de una intervención por un profesional no cualificado, o cualquier otra circunstancia, puedan llegar a desembocar en complicaciones y resultados no deseados. 

Riesgos de los implantes mamarios

Las mujeres recurren a los implantes para aumentar su tamaño del pecho original, perfeccionar su forma o restaurar sus pechos de nuevo a forma original después de la lactancia materna. De vez en cuando, desgraciadamente aparecen complicaciones y resultados adversos. De acuerdo con los datos de la FDA (Food and Drug Administration) o lo que es lo mismo, la agencia encargada de velar por la seguridad en EE. UU en cuanto a alimentos y medicamentos,  un 1% de las mujeres intervenidas de senos o mamas tendrán complicaciones o resultados no favorables, entre los ques e incluyen:

  • Su cuerpo puede formar una capa protectora de tejido cicatricial alrededor del implante, en lo que se denomina contractura capsular, de forma que el implante se endurece perdiendo toda la flexibilidad.
  • Para el caso de los implantes de silicona, esta puede filtrarse y propagarse fuera del implante y en el área del pecho, en los músculos debajo de la axila, debajo del brazo o alrededor de los nervios que van al brazo, dando lugar a pequeños bultos dolorosos llamados ” siliconomas”.
  • A veces los implantes se mueve de su posición. Le puede pasar a ambos implantes salinos y de silicona. Y cuanto mayor sea el implante, mayor será la probabilidad de que se mueva.
  • De vez en cuando, un implante puede romperse debido a un desgarro.

Según el especialista en cirugía secundaria de mama, Dr. Julio Terren (www.drterren.com), todas estas complicaciones suelen requerir una nueva cirugía para corregir el problema.

Riesgos de los rellenos

Muchas personas optan por rellenos de ácido hialurónico para añadir volumen a la piel adelgazada por el envejecimiento, con la esperanza de recuperar una apariencia más juvenil. No obstante algunos problemas relacionados con las inyecciones de ácido hialurónico son las siguientes:

  • La evidencia médica muestra que los rellenos pueden causar ceguera, colapso facial, herpes, enfermedad reumática y tomar una coloración azulada en la piel.

Veamos ahora algunos de los síntomas que experimento una mujer que optó por tener el tratamiento en la cara justo antes de su boda, el resultado fue horrible. Esa noche, después de sus inyecciones, María despertó con la sensación como si alguien hubiera arrojado ácido sobre su cara. Durante las próximas 48 horas, desarrolló síntomas parecidos a la gripe, vómitos y diarrea, se sintió desorientada y desarrolló enrojecimiento en las mejillas y el cuello. Eventualmente, María perdió la visión en uno de sus ojos, en lo que un especialista cree que el rellenos de ácido hialurónico entró en su torrente sanguíneo.  Aunque casos como el de María aparecen muy esporádicamente, no hay que eliminarlos por completo.

El riesgo de la liposucción

Mucha gente piensa en la liposucción como una solución rápida para perder grasa. Si bien puede parecer que es un procedimiento quirúrgico menor, muchas cosas pueden ir mal y dar lugar a complicaciones. Algunos riesgos graves que pueden ocurrir durante o después de una liposucción según la FDA:

  • Amenaza para la vida infecciones, incluyendo la fascitis necrotizante (enfermedad que se come la carne) y el síndrome de shock tóxico, una infección grave, a veces mortal, causada por una bacteria.
  • Embolia, que puede ocurrir cuando la grasa se afloja y entra en la sangre a través de vasos sanguíneos rotos durante la liposucción.
  • Heridas en órganos que pueden suceder debido a que el médico no puede ver donde la sonda se encuentra.
  • ..

Dado que los procedimientos cosméticos o de cirugía estética no son médicamente necesarios, hay que pararse a pensar si realmente los riesgos que teóricamente podrían llegar a suceder, valen la pena. Una vez que la intervención es realizada, ya no podemos volver hacia atrás.

Anuncios
Obesidad y dietas estudios antropometricos


Deja un comentario

¿Te sientes bien tal como eres?

Tu eres una persona única, capaz, con talentos y fuerzas especiales, con la sabiduría interior y la creatividad – un ser humano de valor. Así que puedes aceptarte y respetarte a ti mismo tal como eres. Sentirte cómodo con su verdadero yo, por dentro y por fuera. Aceptarte a ti mismo, tu cuerpo, tus sentimientos, sin condiciones, respetando tu carácter, talentos y logros.

No hay ninguna necesidad de trabajar en el perfeccionamiento de ti mismo. De hecho, puede ser contraproducente, y una gran pérdida de tiempo. La perfección es un mito. No existe en el mundo real y ciertamente no existe en apariencia humana. Muchas mujeres que luchan con su imagen corporal y su peso, gastan enormes cantidades de energía tratando de cambiar su aspecto. Si aun así estás convencida de que es bueno para tu equilibrio bajar de peso, te recomendamos que te pongas en manos del doctor especialista en dietas personalizadas Julio Puig

En lugar de tratar de cumplir con los estándares imposibles de la sociedad de la belleza femenina, reafirma tu identidad y celebra lo especial que eres. Encuentra la paz y la serenidad de su vida, acepta este lugar en el que estás, como eres y vive con alegría y entusiasmo.

  • Reconocamos que la belleza, la salud y la fuerza son independientes de tu talla. La verdadera belleza abarca lo que hay dentro, el interior de cada persona, tu entusiasmo por la vida, tu espíritu amante de la diversión, una sonrisa que ilumina tu cara, tu compasión por los demás. Se trata de ser amable y generoso, mostrar fuerza y valor, y ante todo el respeto a ti mismo tal y como eres.
  • Tu cuerpo, tamaño y figura no son lo esencial. La buena noticia es que podemos cambiar cómo te sientes con tu cuerpo. Si estás especialmente preocupado por el peso, entiende que tu cuerpo tiene una opinión de lo que debe pesar en este momento de tu vida. Reconocer lo destructivo que es la obsesión por ser delgada y cómo afecta a las personas que quieres. Tu peso no es una medida de tu autoestima. Aceptar esto puede llevarte a ganar libertad.
  • Sé positivo. Las personas poseen diferentes tamaños, tallas y aspectos corporales, y eso está bien. Si eres una mujer grande, en nuestra sociedad centrada en la belleza, debes de ser un modelo de conducta que irradia confianza, autoestima y amabilidad hacia otros adultos y niños que, por desgracia, pueden temer salir en público. O, si por el contrario eres una persona delgada, manteniéndote delgado, puede sugerir una personalidad anoréxica (ansiedad, irritabilidad, depresión, falta de concentración, aislamiento social, el aislamiento de amigos y familiares, preocupación por la comida, la soledad, la falta de la compasión y la generosidad, el egocentrismo), huesos débiles y quebradizos, y otros problemas de salud graves. Nuestra sociedad está obsesionada con la delgadez, lo que nos perjudica a todos. Cuando se rechazan los perjuicios asociados a nuestro aspecto corporal tamaño, y nos centramos en la salud en lugar de peso, cada uno de nosotros estamos poniendo un poco de esfuerzo de nuestra parte para llevar a cabo este cambio saludable.
  • Vístete de una manera que te haga sentir bien, y que se ajustan a ti. Limpia el armario de la ropa que no te encaja, regala o almacenar la ropa demasiado pequeña.
  • Querer lo que tienes – la alegría. El secreto de la felicidad no es conseguir lo que quieres, sino querer lo que tienes. Aunque en gran parte subestimada hoy en día, la alegría durante mucho tiempo ha sido valorada en todas las religiones.
  • Mantén un diario de aquello que te hace feliz. Cada día anota tres cosas de las que estás agradecido. Puede ser humillante darte cuenta de la abundancia de riquezas que tenemos, y lo mucho que damos por sentado. Las alegrías cotidianas de la familia, amigos, salud, trabajo… están a nuestro alrededor. Contemplando o siendo conscientes de esto, podemos alcanzar la paz y serenidad interior.
  • Aprender y practicar técnicas de relajación. La relajación alivia el estrés y mejora nuestras vidas. la sobrecarga de estrés está relacionada con muchos problemas de salud, tales como el agotamiento, insomnio, dolor de cabeza, diarrea, ansiedad, inquietud, depresión, abuso de alcohol, aumento del riesgo de ataque al corazón y sistema inmunológico debilitado entre otros. Relajarte es como volver a arrancar un ordenador demasiado sobrecargado. Todo funciona mejor después.
  • Dedica un tiempo cada día para ti mismo. Invertir tiempo en las pequeñas cosas que enriquecen tu vida: escuchar música, leer una novela, la siesta después de comer, reír con tu pareja o tu mejor amigo, comer con los amigos, disfrutar de una puesta de sol….
  • Vivir asertivamente. La asertividad permite que la gente exprese sus sentimientos y opiniones honestas con comodidad, siendo abiertos y directos, sin culpa o ansiedad, obtener tus derechos personales sin negar los derechos de los demás. Las personas asertivas se respetan a sí mismos, hablan con calma y claridad, mantienen el contacto visual, su voz, y una sonrisa sincera.
  • Fortalece tu apoyo social. Incluye la interacción agradable y estimulante con amigos y familiares en tu día a día. Mantener relaciones, promover la comunicación y el intercambio de sentimientos en formas apropiadas. Alentar el diálogo interno, elogio y apoyo el uno al otro. Involucrarse en el trabajo voluntario es una excelente manera de aumentar tu red social a medida que echas una mano.
  • Dar forma a un equilibrio saludable. Vas a sentirse mejor y tener más energía cuando desarrollas hábitos de vida saludables, que expresas de manera natural y se sienten tan normal que casi no pensar en ellos. Normalizar tu vida, ser regularmente activo y mantenerse bien nutrido sin hacer dietas de forma compulsiva. Ten cuidado con tu salud, pero no te obsesiones sobre ella o busques la perfección. Encontrar un equilibrio satisfactorio de bienestar y plenitud que funcione para ti en este momento de tu vida y te ayude a vivir de la manera deseada.
Obesidad y dietas estudios antropometricos


Deja un comentario

Estudios Antropometricos y Obesidad

Dietas, sobrepeso y Obesidad

La obesidad consiste en un aumento de la grasa corporal en nuestro cuerpo, con especial incidencia en la región abdominal, aunque no de forma exclusiva, ya que la grasa corporal se va acumulando en todas las partes de nuestro cuerpo, dando como resultado de dicha acumulación un incremento en el peso de la persona. En la actualidad y como consecuencia de los hábitos de vida, vamos corriendo a todas partes y no dedicamos el tiempo necesario a la preparación de las comidas, consumiendo comidas preparadas y con alta cantidad de calorías y grasas, de forma que en muchos países desarrollados se están observando incrementos alarmantes en los índices de sobrepeso y obesidad incluso en niños de corta edad.

Aunque la obesidad ha sido considerada durante años un problema exclusivamente estético, diversos estudios médicos, muestran sin ningún género de dudas, que sobrepeso y en mayor medida la obesidad son el origen de importantes trastornos y enfermedades en la salud como la artrosis, la diabetes, el aumento del colesterol, las alteraciones de la circulación, infartos…

Cada individuo tiene unas características propias, por este motivo antes de establecer una dieta o tratamiento para reducir peso, se realiza un estudio médico antropométrico y nutricional personalizado, dirigido por un médico especialista en dietética y nutrición. De esta forma el médico prepara la dieta de forma que cumplirá con todas las exigencias nutricionales del paciente, así como otros parámetros como su forma o estado físico, patológico y también  sus preferencias gastronómicas.

Por lo tanto una dieta adecuada, además de equilibrada, sana y variada, es en todos los casos “personal e intransferible”, pensado para aportar a la persona a la que se le ha indicado, todo aquello que su organismo precisa en las cantidades y proporciones adecuadas. Con una dieta personalizada realizada por un especialista,  el paciente puede seguir realizando todas sus actividades diarias y en la medida en que siga la dieta, conseguir el peso ideal.

Con la dieta, no se persigue hacer una lista de alimentos prohibidos, los cuales tendremos que desterrar,  sino de ingerir los alimentos, de una forma comedida sana y racional, evitando todos tipo de abusos. El tratamiento mientras se realiza la dieta, se lleva a cabo durante durante un período que puede variar desde varias semanas a unos pocos meses, durante los cuales iremos consiguiendo poco a poco una pérdida de peso de forma constante y progresiva. Estas dietas son pues lo contrario de las llamadas “dietas milagro”, en las cuales se restringen la ingesta de los alimentos de una forma drástica, que aseguran perder una gran cantidad de kilos en muy poco tiempo, poniendo en peligro la salud de quienes las realizan, y en las cuales al finalizar las mismas se suele recuperar todo lo perdido en lo que se denomina efecto yo-yó.

Otros tratamientos de cirugía estética corporal que pueden complementarse con el seguimiento de una dieta personalizada pueden ser las intervenciones de abdominoplastia, liposucción o lipoescultura, entre los tratamientos de medicina estética, la intralipoterapia.

Los estudios antropométricos y la estetica corporal

RECOMENDACIÓN MÉDICA
Atendiendo a tu Índice de Masa Corporal (IMC) y a tus hábitos alimenticios, el médico elaborará una dieta personalizada para ayudarte a perder los kilos que te sobran. Si lo considera necesario, podrá proponer la combinación de tratamientos. En estos casos es muy recomendable la realización de ejercicio físico.
RESULTADOS
Habitualmente, una vez terminado el tratamiento y conseguido el peso ideal, el paciente no vuelve a recuperar los kilos que ha perdido, ya que gracias a la dieta aprende a comer y adquiere los hábitos alimenticios correctos para llevar una alimentación equilibrada. Con las dietas personalizadas, sin medicamentos ni sustancias químicas, se logra mejorar la línea y conseguir el peso ideal, no sólo por una cuestión estética sino también por mejorar la salud.
PREGUNTAS FRECUENTES

¿Saltarse comidas adelgaza?

La idea de saltarse comidas a lo largo del día para perder peso es un error porque si se está en ayuno muchas horas, el organismo entiende que es necesario almacenar energía y empieza a trabajar de forma más lenta. Por eso en todas las dietas de Corporación Dermoestética se recomienda realizar 5 comidas al día, pero en cantidades adecuadas.

¿Se puede controlar el colesterol a través de la dieta?

Efectivamente. Una dieta equilibrada y cardiosaludable ayudará a mantener a raya el colesterol, lo importante es intentar limitar la ingesta de los alimentos que aumentan los niveles de colesterol “malo” (LDL) y potenciar el consumo de aquellos productos que desarrollen el colesterol “bueno” (HDL).

¿Cuántos kilos se pueden perder en 15 días o un mes?

Embarcarse en dietas “milagrosas” supone un riesgo para la salud. Una dieta debe ser realizada y supervisada por un médico, que la elaborará teniendo en cuenta las características propias del paciente. Las dietas de Corporación Dermoestética son personalizadas y tienen en cuenta el aporte de alimentos en las cantidades que el organismo necesita para perder peso de manera progresiva, sin pasar hambre y sin poner en riesgo la salud.

¿El café retiene líquidos?

Aunque sea una creencia bastante extendida, es totalmente incierta. La cafeína, presente de forma natural en el café, té, cacao… no sólo no produce retención de líquidos, sino que actúa de forma totalmente opuesta porque la cafeína es diurética y favorece la eliminación de líquidos por la orina.

¿Beber agua durante las comidas engorda?

El agua ni engorda ni adelgaza, se tome cuando se tome, ya que aporta cero calorías al organismo. Lo recomendable es beber al menos 2 litros de agua al día siempre que se desee.


1 comentario

Calvicie y Perdida del Cabello: Aspectos Psicológicos

La semana pasada, estábamos cenando en un restaurante, y no pude sustraerme a la conversación qque se producía en la mesa de al lado.

“Empecé a perder mi cabello cuando tenía 22 años”, dijo el hombre de la mesa de al lado. “No”, dijo la chica que se sentaba enfrente. “¿Qué hiciste?” Era obvio que había hecho algo, porque tenía una relativamente buena mata de pelo para alguien de su edad. Él sonrió y dijo: “Descubrí Pelucas Concept Hair Systems.”

Aprendí hace mucho tiempo que el pelo tiene una gran importancia para la imagen personal. Crecí en la década de 1960; mis amigos, hermanos y yo luchamos con nuestros padres por el control de la longitud y el estilo de nuestro cabello. En ese momento, el pelo representaba nuestra necesidad de liberarnos de los lazos que nos unían a los adultos.

Las trenzas largas representaban nuestra meta de encontrar una manera de vivir en paz con el resto del mundo. Sin embargo con ello no logramos solucionar nada acerca de la paz mundial; y ahora casi todos nosotros estamos luchando para mantener un poco del cabello que una vez cayó sobre nuestras espaldas.

Los clientes se sorprenden cuando les pregunto sobre su estilo de peinado. ¿por qué lo han elegido?, ¿de qué otra forma ha llevado el pelo?, ¿cómo se siente al respecto?…., y así sucesivamente; pero si bien puede parecer un tema superficial, incluso hoy en día nuestras trenzas, la cantidad de pelo que tenemos, el peinado que realizamos… todavía tienen un enorme significado psicológico y emocional.

La comprensión de algunos de esos significados puede conducir a la comprensión de muchos aspectos diferentes de la psique de una persona.

Cómo vemos a nuestros rizos, por ejemplo, puede revelar algo acerca de cómo nos vemos a nosotros mismos.

Nuestra “joya de la corona” puede presumir de bienestar físico y emocional, la potencia sexual y la conveniencia, y la situación incluso social y financiera. Cuando se vuelve aburrida o frágil, se puede comunicara través del mismo una enfermedad emocional y / o física. (Obviamente, para muchos enfermos de cáncer, su pérdida es también un signo de tratamiento que están experimentando.)

Pero el cabello también puede capturar ensoñaciones no reconocidas y a menudo tácitas sobre uno mismo.

Una mujer – una profesional de éxito- llevaba un pelo largo recogido en un moño, y un día ella me que se veía a sí misma como una mujer o niña perturbada e indefensa.

Otra mujer se acercó a la terapia en gran sudadera y pantalones de chándal que ella creía escondió el peso que se había puesto desde el nacimiento de su hijo. Ella habló de lo mucho que odiaba su cuerpo y lo impotente que se sentía acerca de hacer nada al respecto. Pero su cabello estaba siempre muy bien de color y peinado. Cuando señalé que ella parecía tener una relación diferente con el pelo de lo que hizo con su cuerpo, ella me dijo que había conseguido un pelo bonito cuando estaba adelgazando y que estaba tratando de mantener su aspecto tan bueno como podía. Le dije que lo que estaba haciendo con su cabello y con su cuerpo era un poco contradictorio.Mientras hablábamos acerca de sus actitudes contradictorias hacia diferentes partes de su cuerpo físico, empezamos a abrir todo tipo de pensamientos e ideas acerca de su ser interior. Y curiosamente, ya que continuamos abriendo esas puertas internas, los cambios comenzaron a ocurrir.

Ella comenzó a comer de manera diferente y hacer ejercicio regularmente. Un día, algunos meses más tarde, ella apareció en mi oficina en jeans ajustados y un suéter ajustado, con el pelo recogido en una cola de caballo. “Decidí ver qué pasaría si dejara de tratar de esconderme”, dijo con una gran sonrisa. “Y …?”, Le pregunté. “La gente me empieza a sonreir en la calle. Mi marido me abrazó esta mañana, por primera vez en mucho tiempo. Y me siento bien! ”

La autoestima de los hombres y las mujeres pueden ser dañados por la caída del cabello, que pueden sentirse solos a pesar de que realmente no lo están. Existe una gran cantidad de hombres y mujeres  que tienen algún tipo de calvicie de patrón masculino. El tipo de pérdida de cabello en el que la línea del cabello retrocede y el pelo en la coronilla de la cabeza se adelgaza. Las investigaciones sugieren que este tipo de calvicie es genética o hereditaria, pero hay muchos otros tipos de calvicie y pérdida de cabello, causados ​​por el estrés, las emociones, la enfermedad física, y una variedad de factores ambientales.

Dado nuestro foco cultural en la apariencia física, la juventud y la salud, la pérdida del cabello puede ser traumático para los hombres y las mujeres. El mercado está lleno de tratamientos de mejora del cabello; pero hay quienes han decidido ir contra la corriente y suscribirse a la posición “calva es bella”

Pero no importa qué método se utilize para mejorar nuestra imagen capilar, desde el punto de vista psicológico es crucial recordar que el grosor de tu cabello no tiene nada que ver con su valor en el mundo. Además, es importante tener en cuenta que diferentes personas tienen diferentes respuestas a diferentes señales sexuales.

Así que si usted elige la ruta médica (o cualquier otro tratamiento para detener la pérdida de pelo o calvicie) recuerde que usted no tiene nada de que avergonzarse. El adelgazamiento o la pérdida parcial o completa del cabello,  no es algo que se pueda cambiar, pero no tiene que controlar a la persona que vive por debajo del mismo.

Cirugia Estetica: orgullo y/o vanidad


Deja un comentario

Cirugía Estética: entre el Orgullo y la Vanidad

Vivimos en una época de reivindicaciones y derechos tendentes a dar rienda suelta a nuestros sentimiento y pasiones: alegría, tristeza, orgullo, satisfacción y por qué no decirlo también vanidad. Los cambios de imagen de nuestra estética corporal se han convertido en una moda que ha venido para quedarse, fomentada desde todos los medios de comunicación, desde revistas de moda, cine, televisión…y ya no se ocultan, sino que forman parte de las conversaciones habituales entre mujeres y hombres de todo tipo.

liposucción sin cirugía

Banalización de la cirugía plástica

Cirugías y retoques en el siglo XXI

Los procedimientos de cirugía y medicina estética son cada vez más frecuentes y las mujeres al igual que los hombres, ya no ocultan los retoques que se realizan para verse mejor, o cambiar su aspecto físico con el fin de poder aspirar a un mejor puesto de trabajo, o tener mayor éxito con las personas del sexo opuesto. Donde antes cualquier persona que se había realizado un procedimiento de cirugía estética, trataba de ocultarlo, hoy en día aparece una tendencia contraria en la que las personas exhiben en la mayoría de los casos en su círculo de amigos íntimo, los cambios en su físico tras la realización de un procedimiento quirúrgico de cirugía estética. Ya no se ocultan los tratamientos sino que se comparten con orgullo.

Otro tipo de tratamientos menos invasivos como los tratamientos con bótox, rellenos con ácido hialurónico y en general aquellos que no requieren pasar por el quirófano, se plantean aun estando a gusto con uno mismo y con la única intención de evitar el envejecimiento, más bien por motivos de vanidad. Una moda que se impone por la sencilla razón de que otras mujeres y hombres lo hacen. Los cambios que no requieren cirugía plástica al ser más económicos son los más comunes y se aplican cinco veces más que las intervenciones estéticas en quirófano. La ridiculización que antes se hacía a las personas que cambiaban algún aspecto de su imagen, ahora adquieren importancia. Quienes antes se burlaban de esas personas piden consejos y lo ven como algo natural.

Las intervenciones quirúrgicas son tan habituales que forman parte de una rutina como asistir a la peluquería, realizar una dieta o cambiar el maquillaje para verse más presentables. Las personas quieren aparentar juventud y belleza, para conseguirlo asisten a las consultas médicas solicitando aumento de mamas o liposucción, siendo los tratamientos más demandados. En Estados Unidos solamente en 2014, se llegaron a realizar 15 millones de procedimientos cosméticos.

Razones y argumentos

Veamos ahora cuales son las principales razones que sostienen esta tendencia:

  • Los costes cada vez más asequibles influyen en la decisión de ponerse en las manos de un cirujano plástico o médico especialista en medicina estética para realizarse un tratamiento estético, que devuelva la firmeza de la piel en el rostro, aumente los pechos o reduzca los depósitos de grasa corporal.
  • Ofertas, ofertas y más ofertas de tratamientos estéticos: para cualquier procedimiento estético, Basta con buscar en Google “ofertas de aumento de pecho” por ejemplo, para encontrar una gran cantidad de clínicas que fomentan estos tratamientos, facilitando a las personas incluso acuerdos de financiación, en los cuales la intervención se paga a xx euros al mes.
  • Los medios de comunicación: en la actualidad las Redes Sociales, televisión o prensa, banalizan este tema y presentan casi una alfombra roja para todo el mundo. Las mujeres muestran orgullosas sus vendas públicamente, después de ser intervenidas por una cirugía estética.
  • En algunos países son deducibles los impuestos de estas operaciones, con el argumento de contribuir a la salud tanto física como mental. En lugares como Irán donde las mujeres cubren su cabello,las rinoplastias los han convertido en líderes a nivel mundial de este procedimiento.
  • Las mujeres en especial se sienten cómodas para comentarlos entre sus íntimas, por la gran aceptación que existe en la sociedad sobre los tratamientos estéticos.

La aceptación de esta forma de vanidad en la sociedad actual convierte la estética en algo común, que forma parte de una conducta aceptable que se reconoce y fomenta. Los cambios más habituales que se solicitan en las clínicas de cirujanos plásticos, son entre muchas otras el aumento de senos, levantamiento de glúteos y labioplastia. Las cuestiones de apariencia forman ya parte de un cambio inclusive para merecer un trato preferencial.

Cirugia estética Liposucción


1 comentario

Psicología de la Cirugía estética, más allá de una imagen perfecta.

 Cirugia estética Liposucción
    • La mayoría de pacientes son mujeres.
    • El factor trabajo y éxito social es fundamental entre los pacientes que deciden mejorar su apariencia física.
    • Se corre el riesgo de adicción al bisturí.
    • En muchos casos sería conveniente un estudio psicológico previo.

Lejos de una simple mejora del aspecto físico, muchas personas recurren a las intervenciones de cirugía estética,  con diversos objetivos, tal como mejorar sus condiciones laborales, o ser mucho más atractiva para poder conocer a mas personas del sexo opuesto.

Pasar por quirófano para realizarse una intervención de cirugía estética, pudiera pensarse que obedece a la necesidad de mejorar el aspecto físico. Sin embargo, en la mayoría de los casos, existe un componente nada despreciable de elevar la autoestima, ser aceptados en un determinado grupo social e incluso en un porcentaje de casos nada despreciable que diversos estudios cifran en torno al 45%, para mejorar sus condiciones laborales, ya que una mejor imagen y apariencia es una gran ventaja en el trabajo, ya sea para conseguir aumentos de sueldo, o bien, para lograr ascender a una categoría profesional más elevada.

Para una gran cantidad de personas, cualquier procedimiento que implique el uso de un bisturí puede dar lugar a una sensación de temor; sin embargo, a la vista de otras personas (grupo cada vez más numeroso debido a la mejora en la calidad y seguridad de los procedimientos), puede representar la oportunidad de mejorar su imagen y, por ende, subir su autoestima y alcanzar un cuerpo ideal.

Querer mejorar la apariencia no es malo, y más cuando causa conflictos sociales y de autoestima a una persona, pero la idea de perfección puede llevar a quienes se someten a una cirugía estética a realizarse otra, y otra… hasta llegar a una adicción

El paciente tipo ha ido evolucionando; antes era un grupo muy selecto, artistas o la gente que tenía dinero, quien se hacía un cirugía de este tipo, ahora mucha gente puede permitirse una intervención de cirugía estética, y por ello, ha aumentado el número de pacientes operados. Ahora la gente busca la cirugía para tener un mejor trabajo, una mejor pareja o ser un triunfador”.
Aunque el gusto por el bisturí ha aumentado con el paso de los años, es cierto que también ha cambiado el tipo de intervenciones. Ahora la gente solicita cirugías de corta estancia, sin incapacidades largas y que no sean notorias. La gente se ha vuelto más “conservadora” en este sentido, debido a que busca mejorar su apariencia, pero sin que se note tanto el cambio.Por ello, mucha gente opta por iniciar su contacto con la estética, mediante procedimientos sin cirugía en consultas de medicina estética, con la instalación de la toxina botulínica, mejor conocida como “Botox”, colágeno y ácido hialurónico para rellenar algunas líneas de expresión y borrar el paso de la edad. Todos estos son procedimientos muy cortos, e inmediatamente después de someterse a ellos la persona puede irse directo a su casa o al trabajo.Tener un aspecto juvenil nunca fue tan importante; uno de los principales factores detrás de una cirugía plástica, además de encontrar una mejor imagen al verse al espejo, es el miedo a tener una imagen que te haga parecer viejo y mayor. Existe un gran temor sobre el aspecto físico y la edad, habiéndose establecido en nuestra cultura, la idea  generalizada de que lo joven y nuevo es mejor, por lo que la prioridad en muchos de los casos pasa a ser física y material, no emocional”.Todos los cirujanos plásticos acreditados recomiendan que el paciente que quiera someterse a una intervención de cirugía estética, debe hacerlo por voluntad propia, y en cualquiera de los casos sin verse presionado por influencias de algún tipo.  “La cirugía debe de contemplarse como una oportunidad para mejorar nuestro estado físico y emocional, y siempre después de haber tratado de utilizar otros medios para lograr los mismos objetivos (deportes, dietas…), haciendo que la cirugía sea la última alternativa”.Si se recurre a la cirugía estética de forma habitual, se corre el riesgo de banalizar la misma. Por ello el lado psicológico y la mejora en el estado emocional debe estar muy presente, teniéndose perfectamente claro y con unas espectativas realistas de lo que vamos a  conseguir, cual va a ser la mejora en nuestro estado físico y mental, que vamos a conseguir mediante la cirugía.  En caso contrario, es fácil caer en adicciones, ya que si nos marcamos unas expectativas poco realistas, lo que ocurre  es que ningún tratamiento nos satisface y caeremos en la tentación de seguir con otras cirugías en la búsqueda de esa imagen perfecta o ideal.“Muchos pacientes se hacen adictos, y se convierten en clientes habituales. Hay pacientes que después de una Abdominoplastia o cirugía estética de abdomen, desean una cirugia de párpados, una mastopexia, después un lifting facial… de tal forma que casi no llegan a estar de alta ya que enlazan final del postoperatorio de una intervención con las pruebas preoperatorias de la siguiente; hay pacientes que se han sometido a 10 cirugías”.

A veces los especialistas en cirugia estetica trabajan con pacientes con dismorfía, es decir, aquellos que poseen una excesiva preocupación por su físico, y una imagen completamente distorsionada de su imagen. Lo adecuado con este tipo de pacientes es trabajar también de manera psicológica, porque en el afán de conseguir la perfección se someten a infinidad de procedimientos, ya que nunca están conformes.

Lo adecuado en estos casos sería hacer un estudio psicológico antes de la primera cirugía. No obstante es frecuente que el cirujano no detecte este tipo de pérfil, hasta más tarde, cuando el paciente repite y vuelve a repetir cirugía tras cirugía. Hay que recordar que la cirugia estetica, siempre debe de quedar como la última opción para mejorar nuestro estado físico y psicológico.

Cirugia de senos: mastopexia o elevacion de pechos


Deja un comentario

La Psicologia en la Cirugía de Aumento de Senos.

La intervención de aumento de pechos, es la prevalente en casi todas las consultas y clínicas de cirugía estética. Los implantes de senos aumentan la autoestima de muchas mujeres, pero en algunos casos y dependiendo de las razones subyacentes que han llevado a la mujer a realizarse dicha intervención,  algunas se sienten defraudadas.

Cirugia de senos: mastopexia o elevacion de pechos

Veamos cuales son los motivos que llevan a muchas mujeres a esta querer esta operación.

Chicas jóvenes con muy poco pecho, que se ven influenciadas por la constante aparición en todos los medios publicitarios (revistas, cine, televisión…) de cantantes, modelos, actrices… todas ellas mujeres estupendas que necesitan una imagen espectacular necesaria  para su actividad profesional.
Durante mucho tiempo, algunas de estas jóvenes, se resisten a  “las presiones de la sociedad”, sintiéndose mujeres incompletas o faltas de seguridad, pero al final algunas terminan cediendo y optan por los implantes mamarios como forma para mejorar su imagen.

“Puede parecer insignificante para algunas personas, pero sentía que tenía que hacer algo al respecto”, dice María D. “No deseo un volumen exagerado, tan sólo mejorar unas tallas y que no sea evidente.” Los resultados? “No puedo creer lo reales que son, ni siquiera puedo describir lo feliz que soy.”

De hecho, añade, la preparación para la cirugía de implantes mamarios la empujó hacia un estilo de vida más saludable. “Me metí en el régimen de vitaminas, dejar de fumar. Fue una gran oportunidad para mí para ser una persona más sana”.

En estos casos en los cuales chicas jóvenes cuyos pechos nunca se han desarrollado, una condición llamada micromastia, que como relata María “Tenía dos pezones en un pecho plano”, son altamente gratificantes tanto para la mujer como para el cirujano.

La cirugía de aumento de senos, es un paso importante para la mayoría de las mujeres, y con frecuencia muy positivo. Los estudios han demostrado que los implantes mamarios pueden ayudar a aumentar la autoestima, la imagen corporal y la satisfacción sexual.

Pero los estudios también han señalado la necesidad crítica de una cuidadosa selección de los médicos, y la auto-concienciación entre las mujeres, antes de la cirugía de implantes mamario. Las mujeres que pueden tener problemas psiquiátricos o alcohol antes de su cirugía puede estar en mayor riesgo de suicidio años más tarde.

Mujeres jóvenes que han desarrollado los pechos asimétricos, esto es pechos diferentes ya sea en tamaño o forma. Este problema es una condición muy embarazosa para la mujer, y relativamente común. Uno de los pechos podría ser una taza D, mientras que el otro es una B. O podría haber una diferencia de media taza entre los pechos, lo que podría no parecer mucho, pero puede causar gran pesar en las mujeres, ya que según comenta el cirujano,  “Ellas realmente sienten que tienen una deformidad no sienten que sea una parte normal del cuerpo. Es una cuestión de imagen corporal, no es un problema de autoestima. Quieren que parte del cuerpo se vea más normal, que se vea mejor con ropa y trajes de baño.”

Mujeres tras varios embarazos, pertenecen a otra tipología de mujeres que recurren a la cirugia de senos, en este caso la mastopexia con o sin aumento. Otra de las pacientes del doctor de 41 años A.P. de 41 años de edad, que argumenta “Después de mi cuarto hijo, mi tejido mamario era sólo un saco desinflado. Mi cuerpo recuperó sus formas razonablemente bien después de los embarazos, pero mis pechos no lo hicieron, yo solo quería el pecho de tamaño y forma normal, con el que me sentía bien antes de los embarazos.”

Para todos los casos anteriormente comentados, existen motivos suficientemente poderosos como para que el cirujano, entienda que no existe un trastorno psicológico asociado que haga desaconsejable la cirugía.