Salud física y mental

Aprende a cuidarte


Deja un comentario

El ejercicio tras una operación para reducir peso

Pietro Mulas y Ester García, cirujanos plásticos, estéticos y reparadores de la clínica www.plastic-clinic.es, nos hablan sobre la importancia de la actividad física para el control de peso a largo plazo.
Diferentes pacientes pueden tener diferentes necesidades y habilidades. A medida que avanzas en tu programa de acondicionamiento físico, tu cuerpo se vuelve más eficiente en la misma actividad, lo que significa que tiende a quemar menos calorías. A medida que pierdes peso, el número de calorías quemadas por hora tiende a disminuir también. Y así, a lo largo del tiempo, es necesario aumentar gradualmente la intensidad o la duración de tus actividades de acondicionamiento físico. Tu cirujano o entrenador puede tener recomendaciones específicas para ti en este sentido.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EJERCICIO Y OBESIDAD

P: ¿Cuánto ejercicio debo hacer?
R: Las recomendaciones actuales para la actividad son 150 minutos de actividad moderada cada semana tal como caminar rápido, trotar, Zumba, nadar, o usar máquinas de ejercicios. Ten en cuenta que la capacidad de tolerar con seguridad el ejercicio difiere de persona a persona. Por favor, asegúrate de que tolerarás el ejercicio elegido y la cantidad que hagas de el.
P: ¿Cuánto tiempo después de la cirugía puedo hacer ejercicio?
R: Depende del tipo de ejercicio. Debes comenzar a caminar mientras permaneces en el hospital, a menos que se te indique lo contrario. A medida que sanes, comienza a aumentar el tiempo de ejercicio e intensidad. Tu médico le liberará para aumentar su actividad según tu progreso. Después de la cirugía, ejercicios como pesas, abdominales, o cualquier esfuerzo abdominal deben esperar hasta que obtengas el visto bueno de su médico.

P: ¿Qué tipo de ejercicio debo hacer?
R: Incluye ejercicio aeróbico (“cardio”), resistencia (fuerza) y flexibilidad en tu rutina para obtener los mejores resultados. Prueba diferentes programas de ejercicios para encontrar lo que es más adecuado para ti. Aprende lo que está disponible en su comunidad a través de su programa bariátrico, centros locales de fitness y otros pacientes. Los ejercicios de agua caliente (como la natación o ejercicios aeróbicos de agua) son excelentes para aquellos con dolor en las articulaciones. Los videos de ejercicios para realizar encasa son otra opción si no tienes acceso a un gimnasio cercano.

MANTENER LA CONFIANZA Y MEJORAR LA SALUD MENTAL

No es sorprendente que cuando una persona experimenta cambios importantes en el estilo de vida y el cuerpo después de la cirugía, se producen grandes ajustes en cómo pensamos acerca de nosotros mismos y cómo los demás piensan de nosotros. Algunos pacientes ganan mucha más confianza a medida que cambian con éxito su estilo de vida y controlan su peso. Otros luchan con seguir viéndose afectados por la obesidad. Los matrimonios y las relaciones pueden ser tensas con los ajustes que se producen. Las relaciones fuertes pueden volverse más fuertes cuando los involucrados se comunican y trabajan a través de estos cambios. Las relaciones débiles pueden fracturarse y sufrir como resultado de estos cambios. La dinámica de tu lugar de trabajo puede cambiar; algunos de tus compañeros de trabajo pueden apoyarte y animarte, mientras que otros pueden ser todo lo contrario. Por todas estas razones, el acceso a un profesional de la salud mental experimentado puede ser una parte importante de la recuperación postoperatoria. Por encima de todo, cada paciente debe estar preparado para los “baches en la carretera” a lo largo del viaje, ya sea el conflicto interpersonal, el estrés matrimonial, una complicación quirúrgica o una estancamiento en la pérdida de peso.
Los hábitos alimenticios quedan afectados frecuentemente por las emociones, el estrés, el aburrimiento, el comer sin sentido, o incluso los trastornos de la alimentación. Estos son muy comunes, pero no siempre se ven. Si comes para aliviar el estrés o comes cuando estás lleno o no tienes hambre, debes buscar ayuda adicional de tu cirujano, psicólogos calificados o terapeutas del comportamiento.

LOS ESTABILIZADORES DE PESO

Una vez que haya pasado la cirugía, su vida será para siempre diferente. Su cuerpo ha sido modificado para darle una oportunidad de superar un estado subyacente genético, metabólico, ambiental o estilo de vida de la obesidad. Estas son fuerzas poderosas que crearon un “punto de ajuste de peso” insalubre donde su cuerpo probablemente ha estado, casi como un termostato que se establece demasiado alto. Tu cuerpo es muy eficaz en tratar de mantener ese peso y prevenir el cambio. A medida que pierdes peso, es importante saber que tu cuerpo tratará de establecer un nuevo punto de ajuste. Esto conduce a estancamientos periódicos del peso. Esto es normal y esperado. No te desanimes cuando te estanques, ya que estas son partes normales y necesarias del viaje de la pérdida de peso.

SUEÑO Y ESTRÉS TRAS LA OPERACION BARIÁTRICA

Un patrón de sueño saludable es otra clave para el éxito del control de peso. Establecer una hora de acostarse regular no es sólo para los niños. Incluso los adultos se benefician de los tiempos regulares de sueño, y de dejar a un lado el tiempo suficiente para dormir. El sueño inadecuado ha sido identificado como un factor que contribuye al aumento de peso. A medida que intentas mejorar tus hábitos de sueño, hay técnicas que te pueden ayudar: evitar la cafeína por la noche, hacer ejercicio por la mañana temprano (no en las pocas horas antes de acostarse), y crear un ambiente pacífico en el dormitorio, tranquilo, no demasiado brillante y que sea cómodo. Además, muchos pacientes tienen apnea del sueño antes de la cirugía bariátrica. Mientras que la apnea del sueño puede mejorar con la pérdida de peso, es importante continuar con tu tratamiento para la apnea del sueño. Debes discutir la conveniencia de cambiar el tratamiento de la apnea del sueño con tu médico antes de realizar cualquier modificación.
El manejo exitoso del estrés es otro pilar del éxito postoperatorio. Sabemos que el estrés no controlado puede conducir a malas decisiones que pueden hacer descarrilar tus intentos de perder peso.
El estrés puede sofocar tu éxito si no se reconoce y se maneja. Incluso antes de la cirugía, es importante cultivar hábitos y relaciones que alivien el estrés. Las relaciones fuertes con la comunicación abierta, el ejercicio regular, y los hábitos relajantes como la meditación o el yoga son formas de lidiar con el estrés. Los grupos de apoyo están disponibles en muchos programas de pérdida de peso. Estos proporcionan un lugar para interactuar con tus proveedores de atención médica y con otros pacientes para compartir historias, prestar apoyo y continuamente ser educados con los últimos avances en el campo de la medicina de la obesidad.

Anuncios


Deja un comentario

Historia de la peluca

En pelucasypostizosonline.com hemos estado investigando en la historia de la peluca y hemos descubierto algunos hechos muy interesantes sobre el tejido,  cuando comenzó y cómo se  convirtió cada vez más popular.

El origen de las pelucas

Uso de las pelucas a lo largo de la historiaLa primera documentación de la peluca comenzó aproximadamente en  3400 aC. En los tiempos de los egipcios, estos  eran fanáticos de depilarse todo el  cuerpo excepto la cabeza. Ellos disfrutaban de usar pelucas extravagantes, cosidas al cabello mediante extensiones. Se mezclaba el cabello humano junto con  lana de oveja teñida para crear un tejido natural, más grueso. Para colocar las extensiones, los  egipcios utilizaban resina, trenzas y cera de abejas. En tiempos de los egipcios no eran sólo las mujeres las que se ponían postizos elaborados,  también fueron muy populares entre los hombres. Incluso eclipsaron a las señoras. Las pelucas fueron muy populares durante aquella época  debido a la diversidad. Ellos debieron usar pelucas azul brillante, rojas  y de color oro, junto a las tradicionales pelucas negras.

 Cleopatra fué la más famosa por ser el  personaje histórico que más utilizó dichos tejidos y  pelucas. Su tono favorito para la sombra de ojos  fue un  brillante azul pavo real.

Evolución de las pelucas

Hace más de 150 años, los tejidos fueron utilizados constantemente por los victorianos. En 1873, se informó de que el Reino Unido importó aproximadamente  102 toneladas de cabello humano de Francia. Se dijo  que fué el apogeo de extensiones de cabello humano. Tanto los hombres como las mujeres usaban tejidos, extensiones y pelucas como un signo de belleza y riqueza. Las mujeres eran conocidos por llevar longitudes extralargas para crear peinados complejos y opulentos estilos como los Apolo Knots  (nudos de Apolo), que se parecían a las colmenas de la década de 1950.

A principios del siglo XX, las mujeres de la época eduardiana llevaban extensiones para crear el famoso peinado de Pompadour, pero tristemente, en el año  1920  se puso de moda  llevar cortes de pelo corto y sin extensiones.

El pelo demasiado  largo  no llegó a ponerse de moda hasta la década de 1960, cuando todo el mundo lo quería. Hubo por  entonces una  gran demanda de piezas de cabello humano y de pelucas. Fue en  los años 1960 y 1970  el momento perfecto para reinventarse a sí mismo, la gente usaría postizos y pelucas para crear diferentes identidades y estilos de día en día.

En la década de 1980 el bombo de postizos y pelucas había llevado una vez más fuera y la gente se volvía de nuevo a estilos más naturales. Durante la mayor parte de la década de 1900, las extensiones de cabello ya no eran populares, debido al costo de los cuales es el momento de alta. La gente empezó a verlos como algo que sólo los ricos y famosos pueden permitirse y disfrutar de.

Sin embargo, en los últimos años la industria de las extensiones de cabello ha llegado rápido de nuevo en la luz. Los precios son mucho más asequible para el público compre y ahora hay muchas formas de instalar el cabello, lo que significa que puede ser juzgado por todos. Las extensiones de cabello no son sólo un lujo que las celebridades pueden permitirse más, el público puede ser inspirado en este aspecto y recrear el aspecto que más y más de nosotros estamos de decidir invertir nuestro dinero ganado duro en un nuevo aspecto, versátil y son amantes de los resultados.

Riesgos en una liposuccion


Deja un comentario

Riesgos en la Cirugía Estética

Sentirnos guapos y por ende felices y contentos, es una aspiración que todas las personas anhelamos en mayor o menor medida y que es totalmente legítima. Algunas personas ya vienen con el pack desde el día de su nacimiento, pero la gran mayoría de nosotros no somos tan afortunados. En una sociedad en el que la belleza física tiene cada día de una mayor importancia debido a la difusión masiva en todos los medios de comunicación audiovisuales como cine, televisión, revistas…. esta belleza exterior se convierte en un “must” para un número creciente incluso de puestos de trabajo, que aunque no lo exigen como requisito, siempre es bienvenido y tenido en cuenta a la hora de adjudicar el puesto.

Riesgos en una liposuccionEs en consecuencia de todo ello, cuando muchas personas desean mejorar su imagen o belleza exterior y empiezan a indagar en la búsqueda de aquellos remedios, técnicas, procedimientos… que pueden ayudar a conseguir esa mejora que deseamos. Prueba de ello, es el continuo auge que en gran parte de los países del denominado primer mundo o mundo civilizado, ha tenido (y sigue teniendo la cirugía estética.

Sin embargo, cuando se trata de la cirugía plástica, los resultados pueden llegar a ser impredecibles. La Sociedad de Cirugía Plastica, Reparadora y Estética de la Comunidad Valenciana (SCPRECV.ORG) ha dado a conocer que por ejemplo en  2015, 15,9 millones de personas optó por someterse a un procedimiento de cirugía estética.

Pero estas cirugías o intervenciones quirúrgicas no están exentas de riesgo. Es cierto que en España, en Europa y EE. UU. entre otros, no suelen regalarnos con titulares sobre desgracias fatales ocurridas durante las mismas, pero también es igualmente cierto que a veces pueden surgir complicaciones que den lugar a que los resultados finales sean distintos a los que inicialmente nos habíamos imaginado.

Vamos a ver ahora cuales son los distintos problemas que pueden aparecer en cada una de las distintas intervenciones más comunes de cirugía estética.

NOTA: En el presente artículo, tan sólo exponemos algunos de los riesgos y complicaciones que potencialmente podrían llegar a ocurrir, y que aunque la legislación y normativas  Españolas y Europeas hacen son bastante estrictas, ello no es óbice para que una mala praxis, la práctica de una intervención por un profesional no cualificado, o cualquier otra circunstancia, puedan llegar a desembocar en complicaciones y resultados no deseados. 

Riesgos de los implantes mamarios

Las mujeres recurren a los implantes para aumentar su tamaño del pecho original, perfeccionar su forma o restaurar sus pechos de nuevo a forma original después de la lactancia materna. De vez en cuando, desgraciadamente aparecen complicaciones y resultados adversos. De acuerdo con los datos de la FDA (Food and Drug Administration) o lo que es lo mismo, la agencia encargada de velar por la seguridad en EE. UU en cuanto a alimentos y medicamentos,  un 1% de las mujeres intervenidas de senos o mamas tendrán complicaciones o resultados no favorables, entre los ques e incluyen:

  • Su cuerpo puede formar una capa protectora de tejido cicatricial alrededor del implante, en lo que se denomina contractura capsular, de forma que el implante se endurece perdiendo toda la flexibilidad.
  • Para el caso de los implantes de silicona, esta puede filtrarse y propagarse fuera del implante y en el área del pecho, en los músculos debajo de la axila, debajo del brazo o alrededor de los nervios que van al brazo, dando lugar a pequeños bultos dolorosos llamados ” siliconomas”.
  • A veces los implantes se mueve de su posición. Le puede pasar a ambos implantes salinos y de silicona. Y cuanto mayor sea el implante, mayor será la probabilidad de que se mueva.
  • De vez en cuando, un implante puede romperse debido a un desgarro.

Según el especialista en cirugía secundaria de mama, Dr. Julio Terren (www.drterren.com), todas estas complicaciones suelen requerir una nueva cirugía para corregir el problema.

Riesgos de los rellenos

Muchas personas optan por rellenos de ácido hialurónico para añadir volumen a la piel adelgazada por el envejecimiento, con la esperanza de recuperar una apariencia más juvenil. No obstante algunos problemas relacionados con las inyecciones de ácido hialurónico son las siguientes:

  • La evidencia médica muestra que los rellenos pueden causar ceguera, colapso facial, herpes, enfermedad reumática y tomar una coloración azulada en la piel.

Veamos ahora algunos de los síntomas que experimento una mujer que optó por tener el tratamiento en la cara justo antes de su boda, el resultado fue horrible. Esa noche, después de sus inyecciones, María despertó con la sensación como si alguien hubiera arrojado ácido sobre su cara. Durante las próximas 48 horas, desarrolló síntomas parecidos a la gripe, vómitos y diarrea, se sintió desorientada y desarrolló enrojecimiento en las mejillas y el cuello. Eventualmente, María perdió la visión en uno de sus ojos, en lo que un especialista cree que el rellenos de ácido hialurónico entró en su torrente sanguíneo.  Aunque casos como el de María aparecen muy esporádicamente, no hay que eliminarlos por completo.

El riesgo de la liposucción

Mucha gente piensa en la liposucción como una solución rápida para perder grasa. Si bien puede parecer que es un procedimiento quirúrgico menor, muchas cosas pueden ir mal y dar lugar a complicaciones. Algunos riesgos graves que pueden ocurrir durante o después de una liposucción según la FDA:

  • Amenaza para la vida infecciones, incluyendo la fascitis necrotizante (enfermedad que se come la carne) y el síndrome de shock tóxico, una infección grave, a veces mortal, causada por una bacteria.
  • Embolia, que puede ocurrir cuando la grasa se afloja y entra en la sangre a través de vasos sanguíneos rotos durante la liposucción.
  • Heridas en órganos que pueden suceder debido a que el médico no puede ver donde la sonda se encuentra.
  • ..

Dado que los procedimientos cosméticos o de cirugía estética no son médicamente necesarios, hay que pararse a pensar si realmente los riesgos que teóricamente podrían llegar a suceder, valen la pena. Una vez que la intervención es realizada, ya no podemos volver hacia atrás.

Obesidad y dietas estudios antropometricos


Deja un comentario

Estudios Antropometricos y Obesidad

Dietas, sobrepeso y Obesidad

La obesidad consiste en un aumento de la grasa corporal en nuestro cuerpo, con especial incidencia en la región abdominal, aunque no de forma exclusiva, ya que la grasa corporal se va acumulando en todas las partes de nuestro cuerpo, dando como resultado de dicha acumulación un incremento en el peso de la persona. En la actualidad y como consecuencia de los hábitos de vida, vamos corriendo a todas partes y no dedicamos el tiempo necesario a la preparación de las comidas, consumiendo comidas preparadas y con alta cantidad de calorías y grasas, de forma que en muchos países desarrollados se están observando incrementos alarmantes en los índices de sobrepeso y obesidad incluso en niños de corta edad.

Aunque la obesidad ha sido considerada durante años un problema exclusivamente estético, diversos estudios médicos, muestran sin ningún género de dudas, que sobrepeso y en mayor medida la obesidad son el origen de importantes trastornos y enfermedades en la salud como la artrosis, la diabetes, el aumento del colesterol, las alteraciones de la circulación, infartos…

Cada individuo tiene unas características propias, por este motivo antes de establecer una dieta o tratamiento para reducir peso, se realiza un estudio médico antropométrico y nutricional personalizado, dirigido por un médico especialista en dietética y nutrición. De esta forma el médico prepara la dieta de forma que cumplirá con todas las exigencias nutricionales del paciente, así como otros parámetros como su forma o estado físico, patológico y también  sus preferencias gastronómicas.

Por lo tanto una dieta adecuada, además de equilibrada, sana y variada, es en todos los casos “personal e intransferible”, pensado para aportar a la persona a la que se le ha indicado, todo aquello que su organismo precisa en las cantidades y proporciones adecuadas. Con una dieta personalizada realizada por un especialista,  el paciente puede seguir realizando todas sus actividades diarias y en la medida en que siga la dieta, conseguir el peso ideal.

Con la dieta, no se persigue hacer una lista de alimentos prohibidos, los cuales tendremos que desterrar,  sino de ingerir los alimentos, de una forma comedida sana y racional, evitando todos tipo de abusos. El tratamiento mientras se realiza la dieta, se lleva a cabo durante durante un período que puede variar desde varias semanas a unos pocos meses, durante los cuales iremos consiguiendo poco a poco una pérdida de peso de forma constante y progresiva. Estas dietas son pues lo contrario de las llamadas “dietas milagro”, en las cuales se restringen la ingesta de los alimentos de una forma drástica, que aseguran perder una gran cantidad de kilos en muy poco tiempo, poniendo en peligro la salud de quienes las realizan, y en las cuales al finalizar las mismas se suele recuperar todo lo perdido en lo que se denomina efecto yo-yó.

Otros tratamientos de cirugía estética corporal que pueden complementarse con el seguimiento de una dieta personalizada pueden ser las intervenciones de abdominoplastia, liposucción o lipoescultura, entre los tratamientos de medicina estética, la intralipoterapia.

Los estudios antropométricos y la estetica corporal

RECOMENDACIÓN MÉDICA
Atendiendo a tu Índice de Masa Corporal (IMC) y a tus hábitos alimenticios, el médico elaborará una dieta personalizada para ayudarte a perder los kilos que te sobran. Si lo considera necesario, podrá proponer la combinación de tratamientos. En estos casos es muy recomendable la realización de ejercicio físico.
RESULTADOS
Habitualmente, una vez terminado el tratamiento y conseguido el peso ideal, el paciente no vuelve a recuperar los kilos que ha perdido, ya que gracias a la dieta aprende a comer y adquiere los hábitos alimenticios correctos para llevar una alimentación equilibrada. Con las dietas personalizadas, sin medicamentos ni sustancias químicas, se logra mejorar la línea y conseguir el peso ideal, no sólo por una cuestión estética sino también por mejorar la salud.
PREGUNTAS FRECUENTES

¿Saltarse comidas adelgaza?

La idea de saltarse comidas a lo largo del día para perder peso es un error porque si se está en ayuno muchas horas, el organismo entiende que es necesario almacenar energía y empieza a trabajar de forma más lenta. Por eso en todas las dietas de Corporación Dermoestética se recomienda realizar 5 comidas al día, pero en cantidades adecuadas.

¿Se puede controlar el colesterol a través de la dieta?

Efectivamente. Una dieta equilibrada y cardiosaludable ayudará a mantener a raya el colesterol, lo importante es intentar limitar la ingesta de los alimentos que aumentan los niveles de colesterol “malo” (LDL) y potenciar el consumo de aquellos productos que desarrollen el colesterol “bueno” (HDL).

¿Cuántos kilos se pueden perder en 15 días o un mes?

Embarcarse en dietas “milagrosas” supone un riesgo para la salud. Una dieta debe ser realizada y supervisada por un médico, que la elaborará teniendo en cuenta las características propias del paciente. Las dietas de Corporación Dermoestética son personalizadas y tienen en cuenta el aporte de alimentos en las cantidades que el organismo necesita para perder peso de manera progresiva, sin pasar hambre y sin poner en riesgo la salud.

¿El café retiene líquidos?

Aunque sea una creencia bastante extendida, es totalmente incierta. La cafeína, presente de forma natural en el café, té, cacao… no sólo no produce retención de líquidos, sino que actúa de forma totalmente opuesta porque la cafeína es diurética y favorece la eliminación de líquidos por la orina.

¿Beber agua durante las comidas engorda?

El agua ni engorda ni adelgaza, se tome cuando se tome, ya que aporta cero calorías al organismo. Lo recomendable es beber al menos 2 litros de agua al día siempre que se desee.


Deja un comentario

8 cosas que deberías saber antes de vestir una peluca

Muchas mujeres escogen la peluca como respuesta. Tras pasar su propia experiencia con cáncer de mama, mastectomía y pérdida del cabello, una de estas mujeres se convirtió en especialista en pelucas. “En cuatro semanas perdí una parte de mi cuerpo y todo mi pelo, cejas y las pestañas. Era mi peor momento. Sé lo importante que es una buena peluca”.

Recomendaciones: cómo prepararse para usar peluca

  • Se ha demostrado que resulta menos traumático perder mechones cortos de pelo que largos. Por ello se recomienda cortarse el pelo bien corto antes de empezar el tratamiento, será más cómodo y práctico.
  • Acostumbrada a llevar el cabello corto, la espera será menor hasta que vuelva a crecer. Pronto te sentirás como antes y con un look más fresco, ya que las podrán darte calor en verano.
  • Una peluca de pelo corto es más fácil de cuidar y usar y, si tu pelo ya es corto, te resultará más fácil usar una peluca de un largo semejante.
  • Infórmate y busca el corte que más te favorezca en revistas y blogs de peinados, moda y belleza.
  • Consulta a estilistas. Es provechoso tener una cita con un gabinete experto, como el de Concept Hair Systems (pelucasypostizosvalencia.com), únicamente para asesorarte acerca de tu imagen.

Buscar una pelucaPelucas Concept Hair System para tratamiento de quimioterapia

  • Tu centro de tratamiento de cáncer u hospital o cualquier
    organización local de cáncer de mama
    pueden tener una lista con especialistas en pelucas de la zona.
  • Tu estilista puede recomendarte algún especialista en pelucas.
  • Pide consejo a tu familia y amigos.
  • Existen salones de belleza con servicios especiales para mujeres en tratamiento. Así, después de escoger tu peluca, pueden definir el estilo que más te guste.

Intenta escoger tu peluca antes de comenzar la quimioterapia, tendrás mayor energía. Además, el estilista podrá ver tu color natural de pelo. Tendrás tiempo para acostumbrarte a la peluca en las sesiones de prueba.

Existen gran variedad de estilos y colores de pelucas. Una peluca de pelo natural exige mayor cuidado que el que le das a tu propio cabello. Las pelucas sintéticas lucen bien, son cómodas y no requieren tanta atención ni cuidado.

Escoge la peluca de mayor calidad que puedas permitirte. Se recomienda que elijas una con una línea de separación no demasiado visible, que no se enrede y fácil de mantener pero que no luzca como un mal peluquín. Debes sentir que te queda bien, que te sientes bien contigo misma.

También necesitarás que sea cómoda, forrada con materiales que no te dañen el cuero cabelludo. La mayoría de las pelucas estarán diseñadas para mujeres con algo de cabello.

Cuidado de la peluca

La mayoría de mujeres la usan durante menos de un año, así que no es necesario que te dure para toda la vida. Debes mantener la peluca en buenas condiciones, ya que la usarás día a día, descansa y usa en un turbante, un pañuelo o un sombrero de vez en cuando y hazla limpiar y peinar por estilistas especializados.

Están elaboradas sobre una malla que permite la ventilación y se ajustan con cintas en la sien, con elástico o velcro alrededor de las orejas. Se lavan fácilmente (cada dos semanas) y puedes usar fijador, pero no trates usar secador de pelo o plancha. El calor ablanda el pegamento y la peluca pierde su forma.

Elegir una peluca

Elige un tono ligeramente más claro que el de tu pelo, por dos razones:

  • Durante la quimioterapia, tu piel puede tornar un tono grisáceo, verdoso o amarillento. Mientras menor sea el contraste de tonos, más favorecedora será la peluca, y tu tez no llamará la atención.
  • El cabello de las pelucas suele ser más grueso que el tuyo. Por ello, la peluca parecerá más oscura.

Considera esta opción: escoge una peluca que te levante el ánimo al mirarte en el espejo y le diga al mundo que estás bien. Prueba un nuevo color, un nuevo largo, un nuevo estilo…

Tipos de pelo: sintéticas o naturales

Ambas son duraderas y pueden tener tu propio color de pelo y el corte deseado.

Las pelucas sintéticas son más fáciles de mantener, mantienen su fijado un poco más, se secan más rápido y son más baratas que las pelucas de pelo natural. El pelo puede ser más duro (gama baja) o casi sedoso (gama alta).

Por otro lado, el pelo natural te ofrece una sensación natural pudiendo retocar la peluca y usar secadores y planchas que derretirían una peluca sintética.

Elaboración: a máquina, a mano, o por encargo

Una peluca sintética bien hecha a máquina puede parecer tu propio pelo y ofrece comodidad, a un precio razonable. Estas pelucas sintéticas producidas en masa pueden ser mejores que algunas pelucas de cabello humano de baja calidad. Es importante saber lo que está recibiendo.

Las pelucas hechas a mano de alta calidad dan un aspecto aún más natural. Cada mechón de pelo está injertado individualmente, permitiendo separar y estilizar la peluca con accesorios para el cabello.

La peluca a medida, ajustada a tus especificaciones exactas, es lo más parecido que encontrarás a tu propio pelo, pero cuestan mucho y tardan meses en elaborarse.

Pelucas para pacientes con quimioterapia en Valencia Concept Hair Systems

Opciones: Pelucas o Postizos

Además de pelucas, hay flequillos, caídas, colas de caballo, y piezas laterales para vestir con sombreros y turbantes. Estos postizos son una opción si lo prefieres, o simplemente no quieres usar una peluca cada día. Se engancha a la parte interior de un sombrero o un turbante (por lo general con velcro), la peluca cae naturalmente proporcionando la apariencia de que tu cabello está cubierto.

 

Más Consejos

Haz tu propio soporte para pelucas con dos botellas plásticas de 2 litros. Córtalas por la mitad, tira las partes superiores, coloca los extremos cortados de las partes inferiores uno frente al otro y presiónalos hasta que uno de ellos encaje dentro del otro para obtener un soporte en forma de balón.

Experiencia personal

“Cuando mi cabello medía más o menos dos dedos (2/3 cm) de largo, mi marido me decía que me quedaba mejor el cabello corto. Lo mantuve así, pero sí traté de teñirlo. Antes era rubio ceniza y ahora volvió a crecer gris con mechones rubios. Yo quería tenerlo castaño. Lo teñí y me quedó de color púrpura. Me lo dejé púrpura por un tiempo. La vida era algo loca, entonces, ¿por qué no probar un color de pelo alocado?”

—Annamarie

Kutluk Oktay, M.D.

 

Cirugia Estetica: orgullo y/o vanidad


Deja un comentario

Cirugía Estética: entre el Orgullo y la Vanidad

Vivimos en una época de reivindicaciones y derechos tendentes a dar rienda suelta a nuestros sentimiento y pasiones: alegría, tristeza, orgullo, satisfacción y por qué no decirlo también vanidad. Los cambios de imagen de nuestra estética corporal se han convertido en una moda que ha venido para quedarse, fomentada desde todos los medios de comunicación, desde revistas de moda, cine, televisión…y ya no se ocultan, sino que forman parte de las conversaciones habituales entre mujeres y hombres de todo tipo.

liposucción sin cirugía

Banalización de la cirugía plástica

Cirugías y retoques en el siglo XXI

Los procedimientos de cirugía y medicina estética son cada vez más frecuentes y las mujeres al igual que los hombres, ya no ocultan los retoques que se realizan para verse mejor, o cambiar su aspecto físico con el fin de poder aspirar a un mejor puesto de trabajo, o tener mayor éxito con las personas del sexo opuesto. Donde antes cualquier persona que se había realizado un procedimiento de cirugía estética, trataba de ocultarlo, hoy en día aparece una tendencia contraria en la que las personas exhiben en la mayoría de los casos en su círculo de amigos íntimo, los cambios en su físico tras la realización de un procedimiento quirúrgico de cirugía estética. Ya no se ocultan los tratamientos sino que se comparten con orgullo.

Otro tipo de tratamientos menos invasivos como los tratamientos con bótox, rellenos con ácido hialurónico y en general aquellos que no requieren pasar por el quirófano, se plantean aun estando a gusto con uno mismo y con la única intención de evitar el envejecimiento, más bien por motivos de vanidad. Una moda que se impone por la sencilla razón de que otras mujeres y hombres lo hacen. Los cambios que no requieren cirugía plástica al ser más económicos son los más comunes y se aplican cinco veces más que las intervenciones estéticas en quirófano. La ridiculización que antes se hacía a las personas que cambiaban algún aspecto de su imagen, ahora adquieren importancia. Quienes antes se burlaban de esas personas piden consejos y lo ven como algo natural.

Las intervenciones quirúrgicas son tan habituales que forman parte de una rutina como asistir a la peluquería, realizar una dieta o cambiar el maquillaje para verse más presentables. Las personas quieren aparentar juventud y belleza, para conseguirlo asisten a las consultas médicas solicitando aumento de mamas o liposucción, siendo los tratamientos más demandados. En Estados Unidos solamente en 2014, se llegaron a realizar 15 millones de procedimientos cosméticos.

Razones y argumentos

Veamos ahora cuales son las principales razones que sostienen esta tendencia:

  • Los costes cada vez más asequibles influyen en la decisión de ponerse en las manos de un cirujano plástico o médico especialista en medicina estética para realizarse un tratamiento estético, que devuelva la firmeza de la piel en el rostro, aumente los pechos o reduzca los depósitos de grasa corporal.
  • Ofertas, ofertas y más ofertas de tratamientos estéticos: para cualquier procedimiento estético, Basta con buscar en Google “ofertas de aumento de pecho” por ejemplo, para encontrar una gran cantidad de clínicas que fomentan estos tratamientos, facilitando a las personas incluso acuerdos de financiación, en los cuales la intervención se paga a xx euros al mes.
  • Los medios de comunicación: en la actualidad las Redes Sociales, televisión o prensa, banalizan este tema y presentan casi una alfombra roja para todo el mundo. Las mujeres muestran orgullosas sus vendas públicamente, después de ser intervenidas por una cirugía estética.
  • En algunos países son deducibles los impuestos de estas operaciones, con el argumento de contribuir a la salud tanto física como mental. En lugares como Irán donde las mujeres cubren su cabello,las rinoplastias los han convertido en líderes a nivel mundial de este procedimiento.
  • Las mujeres en especial se sienten cómodas para comentarlos entre sus íntimas, por la gran aceptación que existe en la sociedad sobre los tratamientos estéticos.

La aceptación de esta forma de vanidad en la sociedad actual convierte la estética en algo común, que forma parte de una conducta aceptable que se reconoce y fomenta. Los cambios más habituales que se solicitan en las clínicas de cirujanos plásticos, son entre muchas otras el aumento de senos, levantamiento de glúteos y labioplastia. Las cuestiones de apariencia forman ya parte de un cambio inclusive para merecer un trato preferencial.

Cirugia estética Liposucción


1 comentario

Psicología de la Cirugía estética, más allá de una imagen perfecta.

 Cirugia estética Liposucción
    • La mayoría de pacientes son mujeres.
    • El factor trabajo y éxito social es fundamental entre los pacientes que deciden mejorar su apariencia física.
    • Se corre el riesgo de adicción al bisturí.
    • En muchos casos sería conveniente un estudio psicológico previo.

Lejos de una simple mejora del aspecto físico, muchas personas recurren a las intervenciones de cirugía estética,  con diversos objetivos, tal como mejorar sus condiciones laborales, o ser mucho más atractiva para poder conocer a mas personas del sexo opuesto.

Pasar por quirófano para realizarse una intervención de cirugía estética, pudiera pensarse que obedece a la necesidad de mejorar el aspecto físico. Sin embargo, en la mayoría de los casos, existe un componente nada despreciable de elevar la autoestima, ser aceptados en un determinado grupo social e incluso en un porcentaje de casos nada despreciable que diversos estudios cifran en torno al 45%, para mejorar sus condiciones laborales, ya que una mejor imagen y apariencia es una gran ventaja en el trabajo, ya sea para conseguir aumentos de sueldo, o bien, para lograr ascender a una categoría profesional más elevada.

Para una gran cantidad de personas, cualquier procedimiento que implique el uso de un bisturí puede dar lugar a una sensación de temor; sin embargo, a la vista de otras personas (grupo cada vez más numeroso debido a la mejora en la calidad y seguridad de los procedimientos), puede representar la oportunidad de mejorar su imagen y, por ende, subir su autoestima y alcanzar un cuerpo ideal.

Querer mejorar la apariencia no es malo, y más cuando causa conflictos sociales y de autoestima a una persona, pero la idea de perfección puede llevar a quienes se someten a una cirugía estética a realizarse otra, y otra… hasta llegar a una adicción

El paciente tipo ha ido evolucionando; antes era un grupo muy selecto, artistas o la gente que tenía dinero, quien se hacía un cirugía de este tipo, ahora mucha gente puede permitirse una intervención de cirugía estética, y por ello, ha aumentado el número de pacientes operados. Ahora la gente busca la cirugía para tener un mejor trabajo, una mejor pareja o ser un triunfador”.
Aunque el gusto por el bisturí ha aumentado con el paso de los años, es cierto que también ha cambiado el tipo de intervenciones. Ahora la gente solicita cirugías de corta estancia, sin incapacidades largas y que no sean notorias. La gente se ha vuelto más “conservadora” en este sentido, debido a que busca mejorar su apariencia, pero sin que se note tanto el cambio.Por ello, mucha gente opta por iniciar su contacto con la estética, mediante procedimientos sin cirugía en consultas de medicina estética, con la instalación de la toxina botulínica, mejor conocida como “Botox”, colágeno y ácido hialurónico para rellenar algunas líneas de expresión y borrar el paso de la edad. Todos estos son procedimientos muy cortos, e inmediatamente después de someterse a ellos la persona puede irse directo a su casa o al trabajo.Tener un aspecto juvenil nunca fue tan importante; uno de los principales factores detrás de una cirugía plástica, además de encontrar una mejor imagen al verse al espejo, es el miedo a tener una imagen que te haga parecer viejo y mayor. Existe un gran temor sobre el aspecto físico y la edad, habiéndose establecido en nuestra cultura, la idea  generalizada de que lo joven y nuevo es mejor, por lo que la prioridad en muchos de los casos pasa a ser física y material, no emocional”.Todos los cirujanos plásticos acreditados recomiendan que el paciente que quiera someterse a una intervención de cirugía estética, debe hacerlo por voluntad propia, y en cualquiera de los casos sin verse presionado por influencias de algún tipo.  “La cirugía debe de contemplarse como una oportunidad para mejorar nuestro estado físico y emocional, y siempre después de haber tratado de utilizar otros medios para lograr los mismos objetivos (deportes, dietas…), haciendo que la cirugía sea la última alternativa”.Si se recurre a la cirugía estética de forma habitual, se corre el riesgo de banalizar la misma. Por ello el lado psicológico y la mejora en el estado emocional debe estar muy presente, teniéndose perfectamente claro y con unas espectativas realistas de lo que vamos a  conseguir, cual va a ser la mejora en nuestro estado físico y mental, que vamos a conseguir mediante la cirugía.  En caso contrario, es fácil caer en adicciones, ya que si nos marcamos unas expectativas poco realistas, lo que ocurre  es que ningún tratamiento nos satisface y caeremos en la tentación de seguir con otras cirugías en la búsqueda de esa imagen perfecta o ideal.“Muchos pacientes se hacen adictos, y se convierten en clientes habituales. Hay pacientes que después de una Abdominoplastia o cirugía estética de abdomen, desean una cirugia de párpados, una mastopexia, después un lifting facial… de tal forma que casi no llegan a estar de alta ya que enlazan final del postoperatorio de una intervención con las pruebas preoperatorias de la siguiente; hay pacientes que se han sometido a 10 cirugías”.

A veces los especialistas en cirugia estetica trabajan con pacientes con dismorfía, es decir, aquellos que poseen una excesiva preocupación por su físico, y una imagen completamente distorsionada de su imagen. Lo adecuado con este tipo de pacientes es trabajar también de manera psicológica, porque en el afán de conseguir la perfección se someten a infinidad de procedimientos, ya que nunca están conformes.

Lo adecuado en estos casos sería hacer un estudio psicológico antes de la primera cirugía. No obstante es frecuente que el cirujano no detecte este tipo de pérfil, hasta más tarde, cuando el paciente repite y vuelve a repetir cirugía tras cirugía. Hay que recordar que la cirugia estetica, siempre debe de quedar como la última opción para mejorar nuestro estado físico y psicológico.