Salud física y mental

Aprende a cuidarte


Deja un comentario

¿Qué es la ansiedad? ¿Qué la causa?

La ansiedad afecta a todo nuestro ser. Afecta a cómo nos sentimos, a cómo nos comportamos y tiene síntomas físicos muy evidentes. La ansiedad suele estar provocada por el estrés.

La persona ansiosa se centra en el peor resultado posible de cada situación en la que existe una posibilidad de que haya un resultado negativo. Exagera la probabilidad que existe de que el resultado temido suceda y exagera las consecuencias de ese resultado.

ansiedad instituto somos hipnosis y psicologia valenciaTambién suele mostrarse hipersensible ante cualquier estímulo que pudiera suponer una amenaza, además, puede percibir casi cualquier cosa como peligrosa.

Soberana Sáez Sáez, psicóloga Clínica y directora del Instituto Somos define claramente qué es la ansiedad: “La ansiedad es una respuesta originada como reacción defensiva e instantánea ante un peligro”.

Propsicología da otra definición bastante acertada de lo que es la ansiedad: “La ansiedad es un estado de alerta en el que vivimos amenazados ante un posible peligro y como no hay nada a lo cual temer, comenzamos a tener miedo al miedo, a nuestras propias sensaciones corporales, a las relaciones con los demás, a la vulnerabilidad que sentimos…”

¿Cómo reconocer la ansiedad?

Además de sentirse aprensivo y preocupado (posiblemente sin saber por qué), se pueden experimentar algunos de los siguientes síntomas físicos:

  • Los músculos tensos
  • Temblor
  • Estómago revuelto
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de espalda
  • Palpitaciones del corazón
  • Entumecimiento y “hormigueo” en los brazos, manos y piernas
  • Sudoración / sofocos

Todos nos ponemos ansiosos de vez en cuando. La ansiedad se convierte en un problema cuando interfiere en la vida cotidiana, cuando dura más tiempo de lo normal.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

  • Hay que aprender a manejar el estrés de la vida cotidiana. Siempre hay que tomarse un momento de relax después de una jornada de estudio o de trabajo.
  • Emplear técnicas de relajación. Los métodos de relajación física y las técnicas de meditación son muy beneficiosa.
  • Mantenerse en forma y cuidar el cuerpo. Comer sano, hacer ejercicio con regularidad y tratar de mantener un patrón regular de sueño.  Es preferible practicar un deporte lúdico que nos guste o hayamos disfrutado de él en el pasado, ya que de paso nos proporcionará mayor satisfacción que la gimnasia fría y pesada.
  • Evitar el alcohol, el cannabis y la comida basura.
  • Practicar la respiración abdominal profunda. Consiste en respirar profunda y lentamente por la nariz, llevando el aire hasta el abdomen. Al exhalar hay que visualizar el estrés y la tensión saliendo de su cuerpo.
  • Aumentar la vida social, vincularse, participar en las conversaciones, reuniones informales y cultivar la amistad, son ideas positivas y loables por sí mismas y no deben dejarse de lado pensando que el “retiro” y el aislamiento nos tranquilizarán más.
  • Pensamiento positivo. Hay que pensar en situaciones positivas, centrarse en los beneficios que aporta una nueva situación, por muy difícil que parezca, siempre hay factores positivos en todas las situaciones. Hay que saber disfrutar de ellos y pensar que la vida hay que asumirla tal y como viene.
Anuncios